PREMSA  
 

LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS

El francés se afianza como segunda lengua

http://www.lavanguardia.es/premium/epaper/20071001/53398252498.html

Las empresas y el turismo demandan un idioma que ha quedado relegado

En los últimos años se percibe un ligero aumento del número de estudiantes que desean aprender francés en la secundaria y en las escuelas de idiomas

CHARLOTTE PAVARD - BARCELONA

- El inglés se ha impuesto como lengua franca en la enseñanza pero no ha llegado a arrinconar por completo la lengua de Molière, al menos en Catalunya. Es más, tras dos decenios de permanente retroceso, en los últimos años se ha incrementado la demanda de estudios de esta lengua tanto en la enseñanza reglada como en las escuelas oficiales de idiomas. La presencia de empresas francesas y un turismo fijo, en muchos casos con segunda residencia en la costa, explica que el conocimiento del francés sea apreciado en los currículos.

Con la voluntad de incentivar el uso de idiomas extranjeros, el Departament d´Educació de la Generalitat está aprovechando la "vuelta al cole" para reactivar el aprendizaje del francés como segunda lengua después del inglés. El esfuerzo se traduce en la convocatoria de 20 plazas en las oposiciones para maestros de escuela primaria. "Algo es algo, es un primer paso. Esto ocurre por primera vez en diez años", apunta Àngels Campà, vicedecana de la facultad de Ciencias de la Educación de la Universitat Autònoma de Barcelona, en el ámbito de unas jornadas dedicadas a la enseñanza del francés que reunieron a unos 400 docentes del mundo de la francofonía. "El aprendizaje del francés está en declive pero somos optimistas, todos estos profesores están aquí porque creen que este idioma se puede mantener".

Por un lado, se dan unas cifras elocuentes. Así, en el examen de la selectividad del 2007, 24.000 alumnos hicieron su prueba de lengua extranjera en inglés y sólo 500 en francés. Mientras que en 1996, eran 26.000 en inglés, y 2.500 en francés. claro que si se compara con los alumnos que han elegido alemán o italiano, las otras dos lenguas que pueden ser escogidas en el bachillerato, la diferencia es enorme. En el bachillerato, en Catalunya en el corto periodo de seis años se pasó de los 3.698 alumnos que estudiaban francés en el curso 1999-2000 a tan sólo 1.189 (aunque el descenso queda matizado por la caída del total de estudiantes).

Pero si el análisis se centra en los últimos años, se percibe un cambio de tendencia. El año pasado, en los centros públicos y en bachillerato aumentó el número de estudiantes que estudiaron francés como primera lengua. Se pasó de 1.189 a 1.275. Y no debe olvidarse que en el conjunto de todo el sistema escolar catalán (público y privado, de 3 a 18 años), el número de alumnos que estudian francés como primera lengua o como optativa asciende a 63.000. Donde se percibe más ese cambio es en las escuelas oficiales de idiomas: de los 6.772 alumnos del curso 2004-05 se pasó el curso pasado a 7.258. Y en cambio el alemán o el italiano han viso descender el número de matriculados, lo que confirma que no se ven como una alternativa.

Se da por sentado que el inglés es indispensable y prioritario para la nueva generación, pero empieza a pesar el hecho de que cerca de 700 de las 1.142 empresas francesas que tienen vínculos con España están implantadas en Catalunya, y de que sólo en el sector de la tecnología industrial en el 2006, 3.039.731 millones de euros fueron invertidos en Francia (ICEX). , "Los ejecutivos se ven obligados a contratar gente francesa por falta de españoles que hablen este idioma", explica Campà.

Christine Bertin, subdirectora hasta marzo del 2007 de un hotel del grupo francés Campanile, matiza este punto de vista. "No es difícil encontrar gente que hable correctamente el francés, pero suelen ser personas que estudiaron idiomas o traductores y luego no van a ser necesariamente competentes en un equipo". Christine privilegia otra estrategia de contratación. Dado que resulta complicado reunir todas las cualidades en una persona, y - según ella- la gente competente no suele hablar idiomas, prefiere contratar a los que no hablen muy bien el francés, pero que lo aprenderán cuando sea necesario. Solución poco idónea ya que en los hoteles los turistas franceses suelen hablar exclusivamente su idioma. "Cuando los jóvenes salen del instituto, y es el caso de mucha gente en la hostelería, el nivel es un poco bajo y en el caso de la gente que va a la hostelería se nota", añade.

A pesar de estos cambios coyunturales, España mantiene un fuerte vínculo con Francia, por la vecindad de los dos países y el factor económico. El flujo de turismo que recibe España sigue al alza y Catalunya acapara uno de cada cuatro visitantes. Francia es el tercer exportador de turismo hacia España con un total de 5,3 millones de turistas al año. El pasado mes de agosto se registró un aumento del 4,5% del volumen de turistas franceses en relación con el año pasado. No es de extrañar que en las anuncios de demanda de trabajo de la prensa local de Girona se pida con frecuencia personal con conocimientos de francés.

Estos factores explican la consolidación del francés como segunda lengua, De las 42 Escuelas Oficiales de Idiomas que había en Catalunya en el curso 2006-2007, en 35 se impartía el idioma francés, lo que representa más de 7.000 alumnos, con una subida del 48% en los últimos cinco años. también es verdad, como reconoce la subdirectora general de la Generalitat, Eulàlia Tatché, que en algunas ciudades "mantenemos grupos de francés con tan sólo seis alumnos para evitar su desaparición y aún a sabiendas de que no son rentables". Tatché reconoce también que la situación del alemán y del italiano es peor, y que no crece el número de estudiantes, a diferencia de lo que sucede con otras lenguas como el chino o el árabe.

El director de exámenes del Instituto Francés de Barcelona, Alain Chaudron, confirma esta tendencia: "Tenemos un panel de cursos amplio y cada vez hay más solicitudes por parte de los estudiantes, sobre todo para el verano". Según Chaudron, "este año, para responder a esta demanda, lanzamos un programa que permite a los estudiantes irse a estudiar en escuelas oficiales en Francia. Se han ido 80 jóvenes pero es el principio del programa y la oferta va a crecer el próximo curso". Algunos de estos alumnos son futuros Erasmus, que se preparan para seguir este programa europeo y tener los conocimientos suficientes para poder seguir los estudios en francés.

--------------------------

LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS · Los idiomas minoritarios

EL DATO

Italiano y alemán, estancados

El italiano puede ser escogido como lengua extranjera en la ESO y el bachillerato pero tan sólo 52 alumnos de casi medio millón que estudian en Catalunya escoge esta lengua. Tampoco como segunda lengua extranjera o como optativa tiene demasiado éxito: 314 alumnos. El alemán lo han escogido 1.132 y 8.677 alumnos, respectivamente.

LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS · Los idiomas minoritarios

El interés por el idioma chino provoca la aparición de veinte centros académicos

La demanda de clases de chino y de árabe compite con la de italiano, como quinta lengua más solicitada en los estudios

JOSEP PLAYÀ MASET - BARCELONA

Las escuelas oficiales de idiomas de Drassanes, Tarragona, Girona, Lleida y Terrassa tienen 815 alumnos de árabe

Hay 16 centros que imparten japonés; tres, el coreano y tibetano, y uno el indio, persa, tibetano, tagalo y sánscrito

- La expansión de la economía china, la llegada de inmigrantes procedentes de este gran país y los dos mil niños adoptados desde Catalunya en tan sólo cinco años han despertado el interés por la lengua mandarín. El resultado de esa demanda es la aparición de hasta una veintena de centros académicos donde se dan clases de lengua china, la mayoría en Barcelona, aunque también los hay en Sabadell, Santa Coloma de Gramenet, Girona y Vic.

Eva Borreguero, directora de programas educativos de Casa Asia, una entidad que ofrece clases de siete lenguas asiáticas distintas, asegura que "de todas ellas, el chino es sin duda la que tiene más demanda". Tras el inglés, el francés, el alemán y el italiano, que son las cuatro lenguas más estudiadas en Catalunya, el idioma chino ha pasado a disputar la quinta plaza en pugna con el árabe y pisando los talones al italiano. Sólo en Casa Asia se ofrecen 16 cursos de varios niveles a través del Instituto de Cultura China en los que participan 165 alumnos, a los que se suman otros 74 de los cursos intensivos. "La mayoría de los inscritos aquí son autóctonos - dice Eva Borreguero- y en las clases para menores vienen también bastantes niños adoptados en China".

En las 42 escuelas oficiales de idiomas, el chino sólo se puede estudiar en la de Barcelona-Drassanes, pero aquí en dos años el número de alumnos ha pasado de 270 a 362. La Escola d´Idiomes Moderns de la Universitat de Barcelona (UB) ha pasado de tener 10 alumnos de chino en 2002 a los 91 del último año. En la Universitat Politècnica de Catalunya hay también 18. En Vic, según explica Sergi Domínguez, director de la Escola d´Idiomes de la Universitat, empezaron a ofrecer clases hace tres cursos y ahora hay otros dos centros en la ciudad que también ofrecen ese idioma. en cambio, son los únicos que ofrecen clases de árabe 8con 12 alumnos). En Girona, el propietario del Centre de Cultura Xinesa, que imparte el chino desde hace tres años, con una media de 20 alumnos, ha decidido abrir este mes un nuevo grupo los sábados por la mañana.

Eulàlia Tatché, subdirectora general de Enseñanzas Artísticas y Especializadas del Departament d´Educació, advierte sin embargo que tanto en las cursos de chino como también en otras lenguas minoritarias y más alejadas de las europeas, como el ruso, el árabe o el japonés, se producen muchas deserciones. "En el primer año hay mucho interés pero luego al ver las dificultades se producen muchos abandonos, también se da el caso de personas que se conforman con unos conocimientos mínimos para abrir una conversación o tener unas nociones generales". Es todo lo contrario de lo que sucede en las clases de inglés, donde el objetivo es llegar a un amplio dominio de la lengua. "Cada vez hay menos gente en el primer nivel de inglés, porque quienes salen del instituto ya tienen las nociones básicas y en cambio hay una matrícula más alta en tercer curso. Es cierto que en el primer nivel aún hay muchos alumnos latinoamericanos, pero a largo plazo desaparecerán los primeros cursos".

El reducido precio de la matrícula de las EOI (no llega a los 150 euros) explica el éxito de las 42 centros existentes que el año pasado superaron los 40.600 alumnos. En las denominadas lenguas minoritarias, las EOI tienen 815 alumnos de árabe repartidos entre los centros de Barcelona (Drassanes), Girona, Tarragona, Lleida y Terrassa (que este año lo ofrecerá por primera vez como centro reglado). El ruso se ofrece en Barcelona, Girona y Tarragona y hay 468 alumnos. Este año se abrirá en la EOI de Salou un curso monográfico. De chino, son 362.

Según los datos recopilados por Casa Asia, en Catalunya hay además 16 centros que imparten japonés; 3 centros que imparten coreano, persa y tibetano, y 1 el tagalo, indio y sánscrito. Casa Asia, por su parte, ofrece además de los cursos de chino, los de japonés (60 alumnos en el curso anual y 16 en verano), indonesio (4 alumnos), filipino o tagalo (4), indio avanzado (5) y sánscrito (18). Otras asociaciones como Ibn Batuta ofrece árabe y el Centro Islámico por la Paz, urdu.

En las universidades, los servicios de idiomas priman también el inglés pero en menor proporción. En las ocho universidades públicas, un 75% de los cursos son de inglés, un 11% de francés, un 7% de alemán y el resto se reparte entre otras siete lenguas. La UB, con 4.200 alumnos, ofrece además clases de árabe, chino, ruso, amazig y japonés. Esta última lengua la ofrecen también la UAB y la UPF.

USTEC·STEs (4)