PREMSA  
 

Entrevista a Rosa Cañadell, portavoz de USTEC-STEs, sobre el 25A, el 9 de mayo y los nuevos decretos de la conselleria catalana de enseñanza

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=167429

“La única batalla que no se gana es la que no se empieza. La eficacia de las movilizaciones, huelgas incluidas, nunca es instantánea”

Salvador López Arnal

Rebelión

Los enseñantes, la comunidad educativa en general están, una vez más y con poderosas razones, en pie de resistencia y de lucha. Hemos entrevistado sobre todo ello a la activista, inagotable donde las haya, Rosa Cañadell, portavoz de USTEC•STEs

Según creo, los y las enseñantes están que arden. Empiezo por lo más cercano, por los encierros del 25 de abril. ¿Qué encierros son esos? ¿Quiénes los organizaron?

El 25 de abril se convocó desde la Marea Verde de Madrid a encerrarse en los centros educativos para protestar contra la nueva ley de educación que propone el PP, la LOMCE. La convocatoria es para todo el estado y está teniendo una gran respuesta.

En Cataluña, los encierros del 25A se han enmarcado dentro de una semana de lucha (del 22 al 28ª) que va a terminar el domingo 28 con una gran manifestación de la educación, que confluirá con otros sectores sociales (sanidad, universidad, función pública y servicios sociales) en una manifestación conjunta, en contra de los presupuestos antisociales.

En Cataluña la convocatoria ha sido unitaria del MUCE y las diferentes plataformas de educación.

¿Qué objetivos se pretenden alcanzar? ¿Quiénes están llamados a participar?

Es una protesta en contra de los recortes en educación y en contra de la nueva ley, la LOMCE. Están llamados a participar toda la comunidad educativa: padres y madres, profesorado, alumnado mayor y movimientos sociales del barrio y ciudad.

¿La movilización, entonces, no es solo en Catalunya?

No, es una movilización en todo el estado. https://maps.google.es/maps/ms?msa=0&msid=209320817760641474764.0004daf9d118ee9acbd51&ie=UTF8&t=m&ll=39.747548,-2.668416&spn=7.174504,11.382807&source=embed

Me traslado ahora al próximo 9 de mayo. Se está hablando de una huelga general de la educación. ¿Es así?

Teniendo en cuenta que la lucha es larga, y como continuidad de esta semana de lucha, los sindicatos hemos convocado una huelga, también a nivel estatal, en contra de la LOMCE.

¿Es necesaria otra huelga? ¿Hay fuerzas para ello?

Es necesaria una y muchas más. Estamos en un momento de acoso y derribo de la educación pública, tanto por todos los recortes presupuestarios, como por la nueva ley. En Cataluña, además, es necesario revertir la LEC y parar su aplicación.

El profesorado está agobiado y desanimado, pero es necesario movilizarnos para poder hacer frente a este ataque sin precedentes a nuestra educación pública.

¿No corremos el riesgo de gastar mucha dinamita para apenas ningún resultado? ¿Han sido eficaces las hasta ahora realizadas?

La única batalla que no se gana es la que no se empieza. La eficacia de las movilizaciones, huelgas incluidas, no son nunca instantáneas. Es necesario ampliar las fuerzas, la información y la organización. Las huelgas sirven para ello.

¿Dónde pretenden situar los poderes públicos (y privados) la enseñanza en nuestro país?

La pretensión es mercantilizar la educación, o lo que es lo mismo, ponerla al servicio de la empresa: para poder hacer negocio con ella, para que los contenidos sean aquellos que dicta la empresa.

Para ello es preciso privatizar el máximo posible e imponer una organización en los centros educativos públicos similar a la de los centros privados: con una dirección fuerte que actúe de Jefe de personal, con unas pruebas externas y unas reválidas que controlen los contenidos que se imparten, y con un empeoramiento de las condiciones de trabajo del profesorado que hayan más “rentable” el dinero invertido.

Se estimula la competitividad entre los centros, y entre el profesorado, con la idea que ello mejora la calidad de la educación, olvidándose que la escuela no es una empresa y que la educación es una actividad básicamente colectiva.

Cambio de tercio a una cosa más puntual, al decreto anunciado sobre la provisión de plantillas. ¿Qué decreto es ese? ¿Por qué se ha cocinado en secreto?

USTEC•STEs hizo público el pasado 12 de abril la 4a versión del borrador del decreto de provisión de plantillas que el Departamento hace más de 6 meses que está consensuando con la junta central de directores/as en el más absoluto secreto y totalmente al margen de los representantes legales del profesorado.

En este documento el Departamento de Enseñanza de la Consejera Rigau se saca del encima la responsabilidad pública sobre la decisión del puesto de trabajo del profesorado de los centros públicos, y delega en las direcciones la decisión de proponer y ejecutar la resolución de otorgamiento sobre el 50% de plazas definitivas y puestos de trabajo.

El decreto, además, pretende reorganizar completamente el nombramiento de interinos y dice textualmente: “priorizará las propuestas de las direcciones en el procedimiento de nombramientos de interinos por delante del criterio de ordenación de la bolsa” extendiendo esta propuesta a todas las vacantes de un centro, cosa que a la práctica puede significar para este colectivo que los años trabajados a la enseñanza no sirvan para casi nada.

Ya has dicho algo pero, ¿por qué estáis en desacuerdo? ¿Qué poderes se conceden y ceden a la dirección de los institutos?

Nosotros entendemos que ello es un paso más en la dirección privatitzadora contemplada en la LEC (Llei d’Educació de Catalunnya), donde el centro educativo deja de regirse por criterios públicos de objetividad y transparencia para pasar a regirse por criterios subjetivos y discrecionales más propios del sector privado.

USTEC•STEs siempre hemos defendido y defenderemos la gestión democrática de los centros educativos, forma de gestión que garantiza la participación e implicación de todo el profesorado en el funcionamiento del centro y dónde es completamente necesaria una provisión de puestos de trabajo, transparente y objetiva, que no consolide la jerarquización.

¿Tiene alguna relación con la LEC, con la muy discutida Ley de Educación catalana?

Este decreto se deriva de la aplicación de la LEC. Debemos recordar que en contra esta ley en Cataluña hubo 5 huelgas de la educación pública, justamente porque abría las puertas a la privatización y a la gestión antidemocrática de los centros públicos.

¿Cinco huelgas?

Cinco, digo bien.

Creo que tu sindicato pide la retirada del borrador. Entonces, ¿qué en su lugar? ¿Lo de siempre?

USTEC·STEs exigimos la retirada de este decreto pues estamos convencidas que sus consecuencias son muy negativas para la educación pública.

De hecho, aumentar el poder de las direcciones va en la dirección de disminuir las protestas ante los ataques y recortes en la educación pública. Abre la puerta a la discrecionalidad y la sumisión del profesorado. A su vez, dificulta la participación en la toma de decisiones, y por lo tanto, también a la innovación y diversidad educativa, tanto pedagógica como ideológica.

Teniendo en cuenta que hablamos de empleo público, no puede regirse por las mismas normas que cualquier empleo privado. El dinero es de todos y todas y las condiciones para acceder tienen que ser totalmente objetivas. Es muy importante en el sector público en general, y en la educación en particular, evitar la posibilidad de amiguismos y favoritismos. Y es evidente que consagrar la discrecionalidad de una sola persona a la hora de dar o negar un puesto de trabajo en un centro público abre la puerta a todo tipo de irregularidades.

Los profesionales de la enseñanza adscritos a los centros de propiedad y gestión pública han ido accediendo a sus puestos de trabajo después de pasar unas oposiciones o un concurso de méritos que garantizaban la igualdad de oportunidades. Con este decreto se pretende cambiar el criterio hasta ahora establecido para toda la función pública y prevé la discrecionalidad del director del centro para contratar a dedo el profesorado.

Estos criterios objetivos se pueden mejorar, es evidente, pero no cambiar el sentido de los mismos. Y es en ello en lo que deberíamos trabajar. 


¿La conselleria de la señora Rigau diseña más despidos de trabajadores en el sector?

Nos tememos lo peor. Aún no se han aprobado los presupuestos en Cataluña, pero se habla ya de más recortes en el sector público.

Si se aumentan las horas lectivas del profesorado, se aumenta el número de alumnos por aula, todo ello implica, evidentemente, menos profesorado. Si añadimos, además, que la natalidad está estancada y la inmigración ha casi terminado, implica que disminuirá la población escolar, con lo que peligran muchas puestos de trabajo.

Este año, tenemos ya unos 3.000 menos. Es, por lo tanto, imprescindible un cambio en la política educativa. Hay que revertir los recortes, parar la LOMCE, revertir la LEC, y suprimir conciertos, empezando por aquellos centros de élite.

¿Algo más que quieras añadir?

Frente a toda esta situación, el profesorado, los padres y madres, los estudiantes y la sociedad en general se ha organizado y, cada vez más, hay un sinfín de protestas y movilizaciones, a lo largo y ancho de todo el Estado, para defender conjuntamente una educación pública de calidad y los recursos necesarios para poder hacerla realidad. Es muy importante que las protestas hayan superado el ámbito propiamente laboral del profesorado y se hayan insertado en la demanda ciudadana de un servicio público básico como es.

Se trata de recuperar unos presupuestos que hagan posible un buen funcionamiento de los centros públicos y unas condiciones dignas para el trabajo docente, pero se trata también de recuperar la organización democrática, la revalorización de la escuela pública por encima la privada, con la desaparición progresiva de los conciertos educativos. Se trata también de construir una educación que pueda dar una formación integral, académica, técnica y ética, que promocione la cooperación y la solidaridad, el gusto por el estudio y la cultura, y la capacidad de analizar críticamente los fenómenos sociales y actuar en beneficio de la equidad, la no discriminación, la no violencia, el respeto a todas las culturas y la preocupación por el medio ambiente.

Salvador López Arnal es miembro del Frente Cívico Somos Mayoría y del CEMS (Centre d’Estudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

USTEC·STEs (1)